lunes, 17 de agosto de 2009

Pseudoaficionados del Tri confunden a holandeses y los agreden

Pseudoaficionados al futbol agredieron a ciudadanos holandeses por confundirlos con americanos, esto cuando los europeos paseaban por el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México.

Durante los festejos por el triunfo de la Selección Mexicana sobre Estados Unidos (5-0) para adjudicarse la Copa de Oro, los agresores vieron a los holandeses y gritaron: "Maten a los gringos"... "Sáquense de aquí, culeros".

Un grupo de aproximadamente 50 personas se fueron en contra de la familia Vrooijink. Se burlaron de ellos y los bañaron con espuma, pero las risas se transformaron en agresiones.

El problema se agudizo cuando los sujetos exigieron a una de las jóvenes que se quitara la blusa.

Pero, Merle Vrooijink, junto con su hermano Ivo, de 24 años, y su novia Yoske Behrens, de 21, escaparon hacia las calles de Versalles y Amberes, en la Zona Rosa. En su huida, fueron agredidos con piedras, botellas de refresco y latas.

Alrededor de las 18:50 horas, los padres de la familia, Ben y Marjo, y su hija Sharon, desconocían el paradero de sus seres queridos por lo que buscaron contactar a funcionarios del Gobierno mexicano o de su Embajada.

Pero la familia holandesa tuvo problemas para comunicarse con la policía, ellos además de su idioma natal hablan inglés, pero no lograban comunicarse en español.

La madre de Ivo, Sharon, y Merle en su desesperación solicitaba ayuda de las autoridades: "Necesitamos que alguien nos diga que nuestros hijos están bien, queremos hablar con alguien pero los policías no nos entienden; tenemos miedo de que le hagan daño a mis hijos".

Luis Guillermo Acevedo, de origen mexicano, fue quien ayudo a los jóvenes holandeses para que se reunieran de nuevo.

Acevedo, de 25 años, encontró a los jóvenes perdidos en Avenida Monterrey y los condujo de vuelta hacia el Paseo de la Reforma, lugar donde la SSP-DF ya había montado un operativo y detenido a algunos de los agresores.

Además, Ben Vrooijink dijo que sus agresores les robaron celulares, relojes, anillos y dinero en efectivo, con un valor aproximado de 400 dólares.

Pero, pese a lo ocurrido, los agredidos no presentaron denuncia debido a que están muy asustados por lo ocurrido y no lograron darse a entender plenamente.

3 comentarios:

Frank69 dijo...

Bueno, no creo que hayan sido seudoaficionados los agresores. Más bien estoy convencido que fueron aficionados del futbol. La gente se embretece con este tipo de eventos y con el ánimo exacerbado por lo medios de comunicación. Lamentablemente ese es la afición mexicana del futbol.

Leviathan dijo...

Y eso es México, acostumbrémonos, hordas nahuas sin asimilarse aún a la civilización. Ginés de Sepulveda bien afirmaba que esos indios estaban naturalmente condenados a la esclavitud por no lograr concebir la justicia.
Que se lamenten los espíritus caucásicos que por condena divina habitan este país producto de la mala suerte.

ClausVonStauffenberg dijo...

Ve que nuestro "nacionalismo" es futbolero, chelero, dominguero y "alamedero". Por eso México esta como esta