martes, 6 de noviembre de 2007

Tus derechos en el antro

Al acudir a una disco toma en cuenta que no pueden seleccionarte al entrar, ni tampoco condicionarte la mesa por el consumo. Los precios deben estar a la vista o en la carta

Rubén Castro / ELUNIVERSAL.com.mx
El Universal
Jueves 28 de diciembre de 2006


Una noche en la capital dos grupos de amigos decidieron, cada quien por su lado, ir a bailar en uno de los diversos antros que existen en la ciudad.

El primer grupo, compuesto por tres empleados de oficina, arribó a un bar al sur de la ciudad. La mesa que les dieron fue con la condición de consumir una botella que superaba los mil pesos y además de dudosa procedencia, ya que carecía de etiqueta.

Al segundo grupo no le fue mejor: tres estudiantes universitarias ni siquiera pudieron entrar a una disco al poniente de la capital. El motivo: una de ellas era morena, además de que vestía con jeans y tenis, por lo que le dieron el “visto malo”.

Por desgracia, ambas historias fueron reales, aunque tal vez lo más grave es que ninguno de ellos denunció tales acciones ante las autoridades, más allá de externar su molestia a los encargados y retirarse del lugar.

No sólo en fechas de alta demanda para discotecas, tal como lo fue el periodo de posadas y ahora el año nuevo, es importante conocer los derechos que tienes al asistir a este tipo de establecimientos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) da a conocer cinco derechos básicos que tienen los consumidores al momento de acudir a un antro:

  • No pueden seleccionarte al entrar
  • No pueden condicionarte la mesa por el consumo de algo
  • Los precios deben estar a la vista o en la carta
  • El consumo mínimo no es válido
  • No te pueden cobrar el servicio o exigirte propina (es voluntaria)

    Si no te respetan alguno de estos derechos puedes denunciar el abuso llamando al Teléfono del Consumidor: 01-800-468-8722. También puedes acercarte a la Delegación Profeco más cercana.

    Al presentar tu queja deberás indicar tu nombre, dirección, teléfono, datos del proveedor, motivo de tu denuncia, fecha y hora; si cuentas con nota o factura que avale tu denuncia anéxala. La Procuraduría destaca que tu denuncia es confidencial.

    La idea original de orientar a los consumidores sobre sus derechos en los antros fue de la Delegación Profeco en Puebla.

    El objetivo del programa, según explican, es evitar privilegios en las discotecas, ya que “nosotros somos los clientes y todos deben ser tratados de la misma manera”.

    Lo anterior está estipulado en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

    Botella que no has de beber....

    Por lo regular, en estas fechas la Procuraduría Federal del Consumidor implementa un programa especial que incluye visitas de verificación a discotecas, centros nocturnos y restaurantes.

    De cualquier manera, al momento de adquirir cualquier tipo de bebida alcohólica es importante seguir una serie de recomendaciones por parte de Profeco. Las mismas también aplican para la compra fuera de un antro, tal como vinaterías:

  • Verifica que la tapa de la botella esté perfectamente cerrada y que ésta cuente con los sellos correspondientes.
  • Desconfía de los precios excesivamente bajos. Si te ofrecen un producto por debajo del precio promedio, de ninguna manera puede ser una bebida original.
  • No olvides que las llamadas “bebidas pirata” representan un serio riesgo para la salud de quien las consume.
  • En el caso del Tequila, verifica que la botella incluya en su etiqueta principal la palabra Tequila en forma destacada y legible, categoría a la que pertenece (100% de agave o 100% puro de agave) y tipo (blanco, joven u oro, reposado y añejo).
  • Asegúrate de que incluya además el contenido neto, porcentaje de alcohol y marca registrada.
  • Asimismo, revisa la información adicional que algunos productores incluyen -aunque la NOM no los obliga a hacerlo-, tales como nombre o razón social del productor o de la fábrica autorizada, domicilio, la leyenda “Hecho en México”, contraseña oficial, lote, leyenda precautoria y logotipo de envasado de origen.

    Como te ven ¿te tratan?

    Tal como le sucedió al trío de estudiantes, negarte el acceso a un lugar de esparcimiento por tus rasgos físicos o incluso por tu forma de vestir es un acto fuera de la ley.

    Según define la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal la discriminación racial es “toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivo de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto anular o menoscabar el reconocimiento de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

    México ratificó la Convención Internacional sobre la eliminación de este problema. En el artículo 133 de la Constitución se estipula que la convención es parte del derecho positivo mexicano, por lo que el Estado está obligado a respetarla y garantizarla a través de mecanismos de protección accesibles y efectivos.

    Puedes visitar la página de la Comisión para aclarar tus dudas al respecto: www.cdhdf.org.mx.

  • http://www.el-universal.com.mx/tudinero/1955.html